domingo, 14 de diciembre de 2008

Stuck in a balcony.

Felipe mira hacia el fondo, hacia el horizonte, tratando de buscar dentro de las nubes -que parecen escombros dejados por una gigante 4x4 que pasó por ahí- alguna respuesta a preguntas que aun ni siquiera ha formulado.

Está desnudo -en boxers- mirando todo desde una distancia y altura lo suficientemente lejana y alta para sentirse relativamente seguro. Su cara no expresa nada y sus ojos tienen una marca negruzca que delatan horas de sueño perdido.


En su cabeza están sonando pensamientos, ideas y miedos al compás de Oasis que suena fuerte en el equipo. Las palabras se pierden en sinfonía y, aunque su piel está como de gallina por la brisa que empieza a correr, él se mantiene en el balcón, imaginando que todo esto es una ilusión, un chiste de videomatch o una teleserie que al final, en los últimos capítulos, encajará y él se sentirá bien . Y todo será como siempre lo quiso.

¿Podría ser?

and I don't wanna be there when you're coming down
and I don't wanna be there when you hit the ground


so don't go away
say what you say
but say that you'll stay
forever and a day in the time of my life
'cause i need more time
yes, i need more time, just to make things right

Las cosas, hasta la fecha, no han sido tal cual alguna vez las pensó. Han habido vuelcos, cambios, giros en tantos grados, que llegaron a marear. Un sueño que comenzó a fragmentarse con el tiempo, a pesar de que él mismo es tonto y testarudo y aun trata de mantener los fragmentos pegados. Él confiesa que esto, de alguna manera, era esperable. O podía pasar. Pero era eso mismo lo que le llamó la atención: lo cambiante, lo distinta, lo similar, lo distante, lo ajena.
Ahora eso mismo es lo que lo tenía aquí: sólo frente a una vista de un mar que no cesa de susurrar.

¿Donde erró? Quien sabe. La única persona que puede contestar eso permanece callada. Y él sólo mira, espera, cumple lo que prometió de aguardar en silencio.
Tal vez todo esto es un error. Debería dejarlo atrás y optar por desechar lo que ya no le esta haciendo bien. Pero él ya decidió. Optó por el error, por muy mal que pudiera salir.

Out to sea
Is the only place I am asleep
Can get myself some piece of mind
You know it's getting hard to fly

If I'm to fall
Would you be there to applaud
Or would you hide behind the law
Because If I am to go
In my heart you grow
And that's where you belong

Depende. No sabe. Está atrapado dentro de este balcón. Está atrapado dentro de su cuerpo y sus pensamientos erráticos frente a un anochecer. Un paso y saltar y ver si volar es posible, o es tan difícil como se está sintiendo.
Felipe voltea y mira hacia adentro. A la pieza oscura y vacía de donde proviene. Y piensa que, aunque la opción es más terrible, difícil y arriesgada; volverá, se internará nuevamente y a pesar de todo el miedo y el terror, seguirá ahí. Avanzando.
Porque después de todo, él cree que vale la pena. Y además, aunque está perdido y no sabe que creer y presiente e intuye y trata de ignorar los susurros en el suelo y las miradas hacia atrás y toda la información confusa que le llega sin querer... no está tan solo.
Y es por eso que desea seguir jugando.

Aunque por ahora, sólo por ahora, seguirá mirando hacia el mar. Tan alto y tan distante, que de lo único que debe temer es a sus propios pensamientos.
Y al cáncer silencioso de un "adiós".



----------------
Now playing: Oasis - Don't Go Away
via FoxyTunes

2 comentarios:

La Ale.- dijo...

tu blog me dejará corta de vista.
felipe, vístete.

ale.-

GeR0 dijo...

Es que los errores son lo que le dan sabor a este asunto... cuesta creerlo pero cierto.