jueves, 13 de agosto de 2009

Tic de ceja.

Él estaba sentado mirando la cartelera, fumando un cigarro mientras la gente pasaba por la calle con poca prisa. La lluvia trataba de salir pero nunca cedía y las calles se llenaban de un olor a cocina e invierno. Su orejas, escuchando música, se perdían entre imágenes e ideas. Tratando de pensar algo original, algo distinto. Una idea ya fue descartada y el plan, ahora, es ser distinto: algo totalmente nuevo. Sin precedentes. Like a surprise.
No es una presión. Tampoco un nudo en la garganta tratando de ahorcarlo, pero sí quiere hacerlo. Quiere entregar más y tiene que ser de una forma única. Pero hasta ahora, su cabeza no ha procesado ideas que sean realizables, o transportables a la realidad. Salir en un mapa en internet no es tan probable. Menos un mensaje en avión.
Quizás -puede ser-, es una parafernalia propia. Las ganas de salir de los esquemas. Sería tan fácil con un par de palabras, pero la idea es que sea especial. O memorable. Igual, para él, es entretenido tratar de pensarlo o tirar ideas. Hacer el brainstorming. Imaginarse las caras y reacciones.
Él ahora come un chicle. Lo masca, tratando de apalear el olor a cigarrillo. Sigue mirando la cartelera -un tanto pobre, casi nada que salve-, tratando de buscar en su memoria algo que...
-Hola.
-Hola -responde quitándose un audífono.
-¿Entramos?
-Entramos.
El tipo se detiene, mira disimuladamente a su alrededor, hacia adelante, hacia sus ojos, y cae en cuenta de que está bien. De que todo está bien. Y que necesita pensar algo más tranquilo no más.
Camina y entra en el salón.
El tipo, es feliz.
Completamente feliz.

3 comentarios:

xmadenyux dijo...

jajaja un poco paranoico el caballero xDD
buen relato de como piensa la mente de una persona en un par de segundos :)

Lumiere dijo...

y en el sentido de que es completamente feliz,es porque tiene la magia de llenar ese espacio que un día estaba vacío

:)

Dani dijo...

Más mamón por favor?