jueves, 6 de agosto de 2009

Breathe.

A veces sólo me paro y me quedo quieto y callado. Como un niño, tranquilo, sólo mirando. Expectante, con ojos grandes absorbiendo todo lo que pueda pasar.
A veces sólo me paro y camino y hablo mucho. Como un tipo cualquiera, conversador, activo. Distraído y relajado, havin' a great time, dude.
Sea cual sea la forma, dento o fuera, hay cosas que no puedo explicar. Y para ser sincero, tampoco me importa explicarlas. Sólo sentirlas. Son de esas cosas que no tengo palabras para poder describirlas, porque si lo hiciera, sólo caería en clichés y sustantivos más que manoseados. Y ese detalle, que sea difícil de expresar en palabras, le da algo más. No sé, algo que te hace pensar que "oye, esto no lo puedes explicar, esto es más grande que tú". Es más grande que yo. Por eso no lo explico, por eso sólo lo demuestro lo mejor que puedo. No hay otra forma, no tiene explicación. Las cosas importantes no tienen explicación. Las cosas importantes se hacen no más. Y se viven.
Y te hacen disfrutar hasta el respirar.
Sobretodo si, la respiración que se siente, no es la propia.

5 comentarios:

xmadenyux dijo...

siiii! lo realmente importante no se puede expresar con palabras, se puede intentar, pero dificilmente se logra... como que todas las palabras no expresan ni un tercio de lo que se siente. Como lo que dice el principito de que lo esencial es invisible a los ojos :)
Saludos!

Dani dijo...

Eri último de mamón

[Shein] dijo...

Ok.

Gero dijo...

Es como si pronto tu vida se vuelve una película y sola puedes verla pasar. Me ocurre seguido.

Fernanda dijo...

terrible 1313